Desde "Casa de las Posibilidades a Casa Tagomago" #2

El “antes y “después” de Casa Tagomago

Volvimos en octubre para encontrar bien avanzada la demolición de los corrales, viejas vigas y algún muro y techo. Habíamos llegado justo en tiempo para resolver lo que podría haber sido una crisis de proporciones imprevisibles! Teníamos preferencia por vigas de castaño pero nos parecían un poco caras así que decidimos por vigas de pino en su lugar. Ahora resultaba que no había de pino y hacían falta en la obra a la semana siguiente. Nosotros no sabíamos que las vigas no eran solo decorativas, si no que tenían que soportar el techo y el suelo por encima. Del mismo modo en que se han construido los techos en el Valle y la Alpujarra desde hace siglos. Afortunadamente, sabíamos de un proveedor de vigas de castaño en Trevelez. Cuando contactamos con el nos dijo que no tenia cuota para ese año, solo se pueden talar cierto numero de ramas de castaño cada año. Por suerte había otro proveedor en Busquistar. Así que nos fuimos a la Alpujarra y en Busquistar encontramos unas preciosas vigas de castaño que serian entregadas a tiempo para servir de soporte para nuestros techos.

The-patio-before-Lecrín-Valley-villa-Granada.jpg

El patio "antes"

El tiempo estimado de la obra era de seis meses, así que tuvimos que volver a Ibiza dejando todo en las manos expertas del constructor y el maestro de obras. Volvimos de nuevo en Enero de 2007 a un gran cambio en el estado de la obra. ¡De nuevo llegamos en tiempo para solucionar un par de problemillas mas! El maestro de obras nos hizo unas buenas sugerencias para superar estas y el trabajo pudo seguir a buen ritmo.

Casa Tagomago before and after, Lecrín Valley villa Granada

El "antes" de un dormitorio en el primer piso

Mientras tanto, en Ibiza habíamos estado comprando todos los enseres y pequeños electrodomésticos que harían falta para la casa. Decidimos que no tendríamos tiempo para hacer todo esto en Granada, así que llenamos un cuarto de la casa con cajas llenas de cosas guapas!

Antes-y-despues-de-la-cocina-Casa-Tagomago-Valle-de-Lecrin-Granada

La cocina "antes"

En cuanto a los muebles, pudimos encontrar las piezas mas claves en una feria en Madrid. Aun así, cuando volvimos a Restábal de nuevo en marzo, con la furgoneta a tope, todavía había que comprar camas, colchones, TV y electrodomésticos. Algunas de estas cosas ya las teníamos localizadas o pedidas pero aun así nos quedaba una época de mucho ajetreo por delante. La casa debería de haber estado lista para poder alojar todos los enseres – los muebles llegarían de Madrid y teníamos la furgoneta llena. Nuestro buen carpintero llevaba un retraso en su trabajo, no había puertas exteriores ni ventanas! No podíamos arriesgarnos a dejar nada dentro de la casa. Cuando digo “buen” lo digo sinceramente, es un hombre muy amable pero fiel a la reputación que tienen todos los carpinteros de no ser muy puntual con el acabado de un trabajo! El mismo salvó la situación, prestándonos como almacén un cuarto en una casa que el tiene en un pueblo cercano.

The-downstairs-bedroom-before-Lecrín-Valley-villa-Granada

El dormitorio de la planta baja "antes"

Ademas cuando llego el momento de trasladar todo a Casa Tagomago lo hizo el carpintero con su empleado. Incluso subió el mueble de la TV, que es de madera de acacia y muy pesado, hasta el primer piso (¡tuve que salir de la casa en ese momento!) Así que se redimió pero aun llevábamos retraso sobre lo previsto. Habíamos planeado tener todo colocado antes de volver a casa al final de marzo. Hicimos lo que pudimos. A la vuelta en Abril las puertas y ventanas estaban en su sitio pero la cocina aun no. Nos tocó limpiar el suelo de barro cocido, habíamos supuesto que los albañiles harían esto ¡que tontos fuimos! Casi cinco días de rodillas quitando cemento y pintando las baldosas con aceite de linaza – ¡nunca mas! El acabado no es exactamente lo que pretendíamos pero es fácil de limpiar y sirve de un buen escenario para el resto de la decoración.

Salon-casa-rural-Valle-de-Lecrín-Granada

La sala de estar "antes". El baño estaba detrás de la cortina

Se acercaba el final de la obra, al final de julio volvimos para un fin de semana para atender a unos detalles. Nuestro hijo, un fotógrafo, vino con nosotros para sacar fotos para la pagina web. Otra frustración – Spanair “perdió” nuestro equipaje, trípode incluido y no lo recibimos hasta dos horas antes de volver al aeropuerto para el regreso! A pesar de la dificultad para sacar las fotos, había bastantes muy buenas para empezar a publicitar la casa en Internet. La ultima semana de Agosto tuvimos nuestra primera reserva – “La Casa de las Posibilidades” por fin se podía llamar Casa Tagomago! "La Casa de las Posibilidades" por fin era Casa Tagomago.

Publicado por Susan el 1 de octubre 2012 en casatagomago.com